O… Víctor Ávila.

Un rosado

atardecer

revelaba

del sostén

a las olas

encalladas

sobre

su piel.

 

Trepidaba

mi corazón

y caía

de sed.

 

O varar,

o naufragar,

en la pasividad

de sus mares.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez.

El nacimiento de Venus * Sandro Botticelli 1484. Galería Uffizi, Florencia.