La tristeza tiene ritmo. Víctor Ávila.

Me detengo hurgando las tristezas

bajo a tus lágrimas mientras farfullas

cierro mi boca, tú cierras los ojos.

 

Alcanzaste el pesimismo,

hablas de conveniencias,

alargo mi jadeo, el tuyo enmudece.

 

Noche trágica de apretadas penas

-hay cerezas en pleno sol de invierno-

la soledad y tú parecen ser inseparables.

 

Te haré parar, detente,

es viento la risa en el suelo

has marcado un paso diferente.

Lento, todo ritmo sale de tiempo

tiempo, tiempo, tiempo

y no te callas.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* Lucas Cranach the Elder The Fountain of Youth (1546)

Anuncios

Mapas. Rodrigo Pérez.

Como heraldo de aventura:

la carretera

y el seductor humo

escapando entre tus labios,

tu nariz coqueteando

con el cosmos.

 

Stolichnaya y Luckie’s

como manantiales

y tus piernas

más largas que mis miedos,

el sol brillando

en tus Ray Ban.

 

Dylan explotando

en nuestros tímpanos

y  tu cabello anaranjado

ardiendo.

 

Tus manos en mi pecho,

mi mano entre tus piernas

y un mapa carretero

en tus calzones.

 

Nada más.

 

Rodrigo Pérez.

* Portrait of a Young Woman. Simonetta Vespucci.

 

El hombre imaginario. Nicanor Parra.

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.

 

Nicanor Parra (1914-2018). Nace en San Fabián de Alico, Chile. Poeta, matemático y físico.

** Comparte Víctor Hugo Ávila Velázquez.

*** El sastre. G.B. Moroni (1570-1575).

Habitante. Rodrigo Pérez.

Yo habito un mundo destruido

un mundo de puertas cerradas

de ventanas rotas

un mundo sórdido

de desencuentros.

 

Habito tierras llanas

que platican a grandes bocanadas

de tiempos mejores

de pasados fugaces

de aves que vuelan

de mares que cantan.

 

Yo vengo de tierras límbicas

que habitan otros tiempos

otras mañanas distantes

luces cálidas y ocres.

 

Habito la sombra

habito el deseo

camino

vuelo

canto

añoro nostalgias perdidas.

 

Habito calles de tristezas

soledades

desdenes

encantos y encuentros

y una luz.

 

Arriba

la atalaya guía a los náufragos

hacia encuentros prohibidos.

 

Habito en el canto de un mundo

que perdido en su búsqueda

encuentra sentido.

 

 

 

Yo vengo de un mundo destruido.

 

Rodrigo Pérez.

* Peeter Baltens_Sint Maartenskermis (1540 – 1598).

Los ojos llenos de alegría. Ralph Emerson.

Los ojos llenos de alegría de ese muchacho caprichoso y salvaje

Dibujan su órbita como meteoros, bordeando la oscuridad

Con su rayo secreto. Saltan sobre la línea del horizonte

En pos del privilegio de Apolo: miran a través del hombre

Y de la mujer, del mar y de las estrellas: miran la danza

De la naturaleza y miran más allá, a través de las lenguas

Y de las razas y de los confines del tiempo. Esos ojos

Miran el orden musical y la armonía de los poetas

Que en el Olimpo cantaron a las divinas ideas.

Esos ojos nos hallarán siempre jóvenes;

Siempre nos mantendrán así.

 

*Ralph Waldo Emerson (1803-1882) Nace Boston, Massachusetts, Estados Unidos. Fue un escritor, filósofo y poeta.

**Comparte Víctor Hugo Ávila Velázquez.

***Claude Lorrain. Embarcación de Ulises, 1646.