Un presente, un regalo. Víctor Ávila.

Me regalo

el pan dulce;

un tierno bizcocho,

que ya sin colmillos

y con azúcar de sobra,

puedo sentir en la lengua

el inofensivo sabor de su gracia:

de lo dispuesto, del novel melindre,

que me hincha el ego.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* Georgia O’Keeffe – “Lirio blanco nº 7″ (1957, óleo sobre lienzo, 102 x 76 cm, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid).

Anuncios

La mudez de los días. V. Víctor Ávila.

La mudez de los días

V

Nuestro silencio,

la mudez de los días

descalzándonos.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* Eboshi rock, Kawarago 1945 Kawase Hasui.

**Poema del libro “La mudez de los días”. 2012.

¡Es mi vida! Ivania Malacara.

La vida se manifiesta,

deseamos entenderla,

queremos poseerla,

nos vamos sin respuestas.

 

Elegimos las apariencias,

atacamos las diferencias;

nadie nos habló sobre el amor

y esa es nuestra esencia.

 

¡Es mi vida! Lo gritamos a los cuatro vientos y creemos que somos lo que hacemos pero ya todo está hecho.

 

Ivania Malacara.

* The bird catchers. François Boucher. 1748.

Genealogía. Cecilia Ávila.

Mujeres de sangre eternas

Amor perdido y borroso

Orgullo o dignidad

Seremos pronunciadas

Como lo más viejo de una historia genealógica

Confórtate

También la sangre se seca

Como las ramas de nuestro árbol.

 

Cecilia Ávila Velázquez

* BL King’s 395, Genealogical Chronicle of the Kings of England London, c. 1511, with additions before 1553.

Con la multitud enfurecida. Víctor Ávila.

Cuando acaricias mis besos

me gusta alejarme con la multitud furiosa

para dejarte sola, y solitaria,

puedas garabatear debajo de la cama

donde mi gato ha seguido el rastro de tu tinta

y se ha manchado la nariz

no de tinta: de sangre, sangre de tu vagina

gato en celo, he sentido celos

ahora está contigo, ronroneando, escondidos

y yo, con la multitud enfurecida.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* Sandro Botticelli. La historia de Nastagio degli Onesti III.