Hoy es. Pablo Jara.

No crearas nada, negros son tus ojos y nunca creyeron en nada, vivir no es fracasar, mis manos lentas y mis pensamientos livianos, pretendiendo predicar con el ejemplo, jugando al error del contrario, no escribirás ni guerra ni paz, no importa lo que estés haciendo, ella derrama alcohol cuando pasa frente a mí, un suicidio ejemplar, y mientras tanto yo cada vez más ciego y el olfato trabajando, memoria y olfato, no como la vista, ojos clasistas sexistas y racistas, oídos pretenciosos, suena la música que no conoces, sueño los sueños de mi enemigo, sueño los sueños de mi amada, la paz durará sólo una noche, y saldré a buscarla para iniciar con ella otra guerra, y mientras se acerca mi corazón parece estacar, pienso que será mejor la retirada, la derrota no cansa pero si la humillación, es mejor la guerra contra el mundo.

 

Pablo Jara.

*The Wood of the Self Murderers. The Harpies and the Suicides. Dantes, Divine Comedy. by William Blake, 1824.

Anuncios

Perro que ladra. Pablo Jara.

No te enojes porque el perro ladra, enójate por lo imbécil que puedes llegar a ser, a veces experto en el engaño, así que no puedes enojarte porque el perro ladre, el conserva algo más bello que tú, ese instinto puro, animal, tu nunca llegarás a eso con tantas palabras tras de ti.

 

Pablo Jara.

*Sciopod eating strawberries [Paris, Mazarine, MS. 3878].

De kacsynski a Pascal. Pablo Jara

Observando gente subir y bajar por escaleras eléctricas me recordó  algo escrito  por Bukowski “En algún momento el hombre nacerá sin piernas, andará sobre el culo”, puede que sea verdad, el hombre cada vez hace menos, y eso que a ese viejo ya no le tocó ver este siglo, sin duda no le hubiera gustado lo que se ve por todos lados, avaricia, vanidad, hombres y mujeres huyendo de sí  mismos, rehusándose a buscar en ellos mismos, llevados por el tiempo, muriendo sin esfuerzo, menos salvajes más primitivos, su religión es la tecnología, el soma de un mundo feliz, la misma que llevará al carajo todo, adoradores de lo irreal, ya lo dijo aquel genio terrorista que mantenía una enemistad con la tecnología someterá a los seres humanos a grandes indignidades, conducirá a un colapso social. No soy tan radical como él como para enviar bombas por correspondencia, pero no creo que esté tan alejado de lo que pasa ahora en estos momentos, cada vez menos humanos, sometidos y alienados, hombres en reposo, y nada resulta tan insoportable al hombre como hallarse en reposo absoluto, sin pasiones, sin tareas, sin diversiones, entonces siente su nada, su insuficiencia, su dependencia, su impotencia, su vacío. Y del fondo de su alma surgirá imparable el tedio, la negrura, la tristeza, la desesperación.

Pablo Jara.

* Dog-headed men doing business in Sri Lanka [BnF, Fr. 2810]

Dulce asfixia. Pablo Jara.

He tenido esos dolores de cabeza, para mí no es molesto, sin embargo en la madrugada tuve que levantarme a buscar aire, peor de lo que el sediento desea agua, la asfixia me atacó, y ya que me pasado muchas veces durante al menos veinte años me he convertido en un maestro, un artista de la asfixia, estoy seguro que si me observaran temblarían de terror, pero verían como tomo control de ello, y aunque la de ayer fue de las más difíciles que he tenido, estoy aquí para contarlo, todo es cuestión de no pensar en que vas a morir en ese instante, dejar de ser y dejarle todo al cuerpo, a los sentidos, ser la garganta que empieza a abrir lentamente, ser pulmones buscando aire, igual que los peces lo buscan fuera del agua, deseando aire hasta reventar, calmarse, suave, no ser estruendoso , para que alterar el sueño de mi esposa, ayer ni lo notó, cuando tengas control total de la situación te sentirás de vuelta en el agua, aire, delicioso aire, a continuación debo tomar mucha agua, el sabor de la asfixia es difícil de elimina, sudar frío es lo normal y muy difícil volver a dormir, y no por miedo a que suceda nuevamente, sino por las preguntas que me atacan en lo que resta de la noche, no las he podido responder antes de morir, lo mejor, lo que a mí me funciona es situarme en un buen lugar para ver el sol salir. Eso puede ayudar a encontrar respuestas.

 

Pablo Jara

* The False Prophet BnF latin 8878 11th c.

La ballena de Céline y el mal del ojo seco. Pablo Jara.

La experiencia es una tenue lámpara que sólo ilumina al que la lleva.

 

De improviso quedé varado, mientras flotaba nunca le temí a las tempestades, sólo me cuidaba de los seres que me rodeaban, siempre están los dispuestos a matar por seguir mamando, el pez más grande siempre insatisfecho, muerto de hambre, como aquel dios que conocí, un dios que cuenta los minutos y los céntimos un dios desesperado, sensual y gruñón como un marrano, con alas de oro y que se tira por todos lados panza arriba en busca de caricias, ese es el gran señor, abracémonos, pero ese dios a mí no me convenció, no me arrodillé ante él, no iba a hacer lo que los demás sí, yo soy mi propio dios, en el momento más extremo, entre el hambre y la resequedad, no le rezaré a aquel dios, sabiendo que en cualquier momento una tormenta puede salvarme.

 

Pablo Jara.

*BNF FR 143, fol. 130v – Aquatic musicians in Neptune’s Court.

Polvo eres, ¿polvo serás? Pablo Jara.

Todos debemos ser ceniza arrojada al aire,

volver cuanto antes al polvo

que en su misericordia nos absuelva y acoja.

José Emilio Pacheco.

 

Ante el cinismo, prenderle fuego a todos, muerto el perro, en el ambiente sólo se respira vanidad, malos ejemplos, pura vergüenza, un silencio funerario me anuncia a ese jodido ruso de Dostoievski, lentamente arrastra sus palabras: indudablemente la vida es dura y nosotros, unos seres que a todo nos acostumbramos, tal es a mi entender la mejor definición que puede hacerse del hombre. No mencionó razas o religiones, mucho menos de naciones, el hombre tanto el  fuerte como el débil se adaptan a todo, hasta ahí llegó su evolución, entonces ¿Cuál revolución?, la revolución del polvo, el hombre el lobo del hombre, con el ritmo que lleva el tiempo, algún día ya ni polvo seremos.

 

Pablo Jara.

*Vasily Vereshchagin – “La apoteosis de la guerra” (1871, óleo sobre lienzo, 127 x 197 cm, Galería Tetryakov, Moscú).

Metamorfosis. Bukowsky.

vino una novia

que me hizo la cama

lavó y enceró el piso de la cocina

lavó las paredes

pasó la aspiradora

limpió el retrete

y la bañera

lavó el piso del baño

y cortó mis uñas de los pies y

mi cabello.

 

luego

todo en el mismo día

vino el plomero y reparó la llave de la cocina

y el retrete

y el técnico del gas reparó la calefacción

y el técnico del teléfono reparó el teléfono.

ahora estoy sentado aquí en medio de toda esta perfección

hay tanto silencio.

rompí con mis tres novias.

 

me sentía mejor cuando todo estaba

desordenado.

me tomará varios meses hacer que todo vuelva a la

normalidad.

ni siquiera encuentro una cucaracha con la que pueda convivir.

 

perdí mi ritmo.

no puedo dormir.

no puedo comer.

 

me han robado

mi suciedad.

 

 

*Charles Bukowsky (1920-1994) Nace en  Andernach, Alemania. Poeta.

**Comparte Pablo Jara.

***Pedazo del Bosco, 1450.