Mi Destino es tus ojos. Pablo Jara.

Mi mujer me acusa de cargar el alma de un viejo

Llenando las horas con poesías herrumbrosa

Sin embargo sólo trato de vivir mí tiempo

Ahora, ella, se ha dado cuenta de su tiempo

Mi mujer al vivir crea poesía, volviéndose casi imposible escribirle algún tipo de oda.

Cuando veo que la poesía se encuentra en la lluvia que nos cae mientras corremos tomados de las manos, en las gotas que resbalan por nuestros labios mientras nos besamos.

 

Pablo Jara

*Jo March and Professor Bhaer. Norman Rockwell.

Anuncios

Como Sísifo. Pablo Jara.

Entre otras incomodidades de los mortales, está esa ceguera del alma que hace al hombre no sólo errar, sino amar sus errores. Séneca.

 

Mientras avanza la vida, vamos llevando nuestras propias cargas, algunos de bajada,  y otros, la mayoría, cómo Sísifo, purgando alguna condena, la ignorancia puede ser esa condena, ignorancia capaz de hacer  ver otra vida  con desdén, no sé por qué se nos fue negada la empatía, pero esa luz blanca con las que nos sentimos tocados y originales, es la misma que nos ciega y nos envilece, deforma nuestra visión, incluso nos hace dudar de nuestros sentidos, llevando al extremo nuestras vanidades, vemos guerras con indiferencia, otra vez el desdén, pueriles ante las injusticias. Falsas comodidades hacen que emerja de nuestro interior lo peor de nosotros, ajenos a nuestra supuesta humanidad, obcecados egoístas, sintiéndonos en el paraíso mientras fingimos no oler el azufre, aún con la creencia de nuestra superioridad intelectual, aún en la caverna.

 

Pablo Jara.

*The Battle Of The Argonne 1959. Rene Magritte.

La belleza de Rita. Pablo Jara.

Rita le reclama a Lautaro el que escriba tantas estupideces, siempre enterrado entre letras polvorientas, le gritaba que iba a quedarse loco, Lautaro después de leer sus notas mentales  pensaba en Poe, en Kafka, en ese tipo de locura, no entendía a Rita, eso a quién le podría gustar, Lautaro sólo fuma y escucha, sabe que ella no se ha sumergido en el dolor, no ha visto esas oscuras profundidades, es mejor abrirse paso entre montañas de mierda que volar sobre un jardín de exquisitas flores, Rita habla y él sólo escucha, ella se retira satisfecha, engañada, es una idea creer que triunfa pero Lautaro no pelea batallas tan sencillas, no toma los mangos bajos, mejor se coloca frente al espejo, frente al enemigo, Rita frente al espejo sólo observa su belleza.

 

Pablo Jara.

* Crazy Hat Day gone wrong.

Hoy es. Pablo Jara.

No crearas nada, negros son tus ojos y nunca creyeron en nada, vivir no es fracasar, mis manos lentas y mis pensamientos livianos, pretendiendo predicar con el ejemplo, jugando al error del contrario, no escribirás ni guerra ni paz, no importa lo que estés haciendo, ella derrama alcohol cuando pasa frente a mí, un suicidio ejemplar, y mientras tanto yo cada vez más ciego y el olfato trabajando, memoria y olfato, no como la vista, ojos clasistas sexistas y racistas, oídos pretenciosos, suena la música que no conoces, sueño los sueños de mi enemigo, sueño los sueños de mi amada, la paz durará sólo una noche, y saldré a buscarla para iniciar con ella otra guerra, y mientras se acerca mi corazón parece estacar, pienso que será mejor la retirada, la derrota no cansa pero si la humillación, es mejor la guerra contra el mundo.

 

Pablo Jara.

*The Wood of the Self Murderers. The Harpies and the Suicides. Dantes, Divine Comedy. by William Blake, 1824.

Perro que ladra. Pablo Jara.

No te enojes porque el perro ladra, enójate por lo imbécil que puedes llegar a ser, a veces experto en el engaño, así que no puedes enojarte porque el perro ladre, el conserva algo más bello que tú, ese instinto puro, animal, tu nunca llegarás a eso con tantas palabras tras de ti.

 

Pablo Jara.

*Sciopod eating strawberries [Paris, Mazarine, MS. 3878].

De kacsynski a Pascal. Pablo Jara

Observando gente subir y bajar por escaleras eléctricas me recordó  algo escrito  por Bukowski “En algún momento el hombre nacerá sin piernas, andará sobre el culo”, puede que sea verdad, el hombre cada vez hace menos, y eso que a ese viejo ya no le tocó ver este siglo, sin duda no le hubiera gustado lo que se ve por todos lados, avaricia, vanidad, hombres y mujeres huyendo de sí  mismos, rehusándose a buscar en ellos mismos, llevados por el tiempo, muriendo sin esfuerzo, menos salvajes más primitivos, su religión es la tecnología, el soma de un mundo feliz, la misma que llevará al carajo todo, adoradores de lo irreal, ya lo dijo aquel genio terrorista que mantenía una enemistad con la tecnología someterá a los seres humanos a grandes indignidades, conducirá a un colapso social. No soy tan radical como él como para enviar bombas por correspondencia, pero no creo que esté tan alejado de lo que pasa ahora en estos momentos, cada vez menos humanos, sometidos y alienados, hombres en reposo, y nada resulta tan insoportable al hombre como hallarse en reposo absoluto, sin pasiones, sin tareas, sin diversiones, entonces siente su nada, su insuficiencia, su dependencia, su impotencia, su vacío. Y del fondo de su alma surgirá imparable el tedio, la negrura, la tristeza, la desesperación.

Pablo Jara.

* Dog-headed men doing business in Sri Lanka [BnF, Fr. 2810]

Dulce asfixia. Pablo Jara.

He tenido esos dolores de cabeza, para mí no es molesto, sin embargo en la madrugada tuve que levantarme a buscar aire, peor de lo que el sediento desea agua, la asfixia me atacó, y ya que me pasado muchas veces durante al menos veinte años me he convertido en un maestro, un artista de la asfixia, estoy seguro que si me observaran temblarían de terror, pero verían como tomo control de ello, y aunque la de ayer fue de las más difíciles que he tenido, estoy aquí para contarlo, todo es cuestión de no pensar en que vas a morir en ese instante, dejar de ser y dejarle todo al cuerpo, a los sentidos, ser la garganta que empieza a abrir lentamente, ser pulmones buscando aire, igual que los peces lo buscan fuera del agua, deseando aire hasta reventar, calmarse, suave, no ser estruendoso , para que alterar el sueño de mi esposa, ayer ni lo notó, cuando tengas control total de la situación te sentirás de vuelta en el agua, aire, delicioso aire, a continuación debo tomar mucha agua, el sabor de la asfixia es difícil de elimina, sudar frío es lo normal y muy difícil volver a dormir, y no por miedo a que suceda nuevamente, sino por las preguntas que me atacan en lo que resta de la noche, no las he podido responder antes de morir, lo mejor, lo que a mí me funciona es situarme en un buen lugar para ver el sol salir. Eso puede ayudar a encontrar respuestas.

 

Pablo Jara

* The False Prophet BnF latin 8878 11th c.