Carta a la pregunta. Víctor Ávila.

Me ha entusiasmado la pregunta.

¿No te interesa mi vagina?

No sólo me importa, me beneficia, tengo la convicción de su encanto sobre mi cuerpo, que junto a tus labios y tus ojos me han desprendido de la agresividad de mis puños sobre lo rostros olvidados.

(Te he visto contemplar con el espejo tu entrepierna. Dime si ves esas puertas de caras largas, dime si no quieres pedir posada en ellas. Siempre he tenido un alojo prudente; siempre que mis músculos se mortifican.)

El sexo es hilarante.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* Lyonel Feininger – “El hombre blanco” (1907, óleo sobre lienzo, 68 x 52 cm, Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid).