Corazón que no siente. Salinas Ulloa.

Volví a ver a esa morrita y recordé todo, esperándola a la salida de la secu, la siete,  me gustaba admirarla y dos veces al día tenía chance de verla, la primera ella entrando y yo saliendo, la otra 7:45 de lunes a viernes, la seguía de lejos, montado en mi rila para huir en cuanto me viera, pero lo bastante cerca como para seguir admirándola, nunca pude hablarle, esa cobardía día a día me perseguía, así durante dos años, mucha agua corrió y después de un puño de años la vi saliendo del mercado, escoltada por tres chamacos  y cargada de bolsas, reconocí su mirada, de los demás no había ya nada, y por el pasado le ofrecí mi ayuda, mamacita ¿te ayudo?, se dio vuelta, me escaneó de pies a cabeza deteniéndose en mis ojos por unos segundos para sólo gritarme ¡Nunca se te quitó lo mariguano! Y se alejó velozmente, lejos de estar avergonzado, sonriente levanté el porro que había arrojado al suelo y caminé muy Felipe, ella sabía de mí.

 

Salinas Ulloa.

*Mercado fragmento mural. Diego Rivera. Palacio Nacional

En boca de todos. Pablo Jara

La marihuana está en boca de todos, pero no todos la prenden, solo la hablan, por un lado la defienden y por el otro la atacan, la necesitan para vivir y la gozan para vivir diferente, la marihuana está en boca de todos, pero como el matrimonio si no estás dentro, te faltarán argumentos para hablar.

La nueva oleada va dejando nuevas ideas, pero aún me toca escuchar cosas como “pinche ratero de seguro andaba marihuano”, viejo marihuano se les dice a los loquitos, a los trastornados, marihuano al que se pone violento, no sé qué les dio tan mala fama, ni desde cuándo, no estoy tan viejo, como siempre pagan justos por pecadores, pobres pachecos tan injuriados, ellos que cuando fuman ni ellos son. Ideas adaptándose al nuevo siglo, millones de peces devorándose unos a otros.

Pablo Jara.

Joos_van_Craesbeeck_-_LE_FUMEUR

Joos Van Craesbeeck – “El fumador”