Oye. Pablo Jara.

 

Oye, disculpa lo de esa noche

Sabes que eso no era yo

Todo era una bromita

Como las que se hacen los recién novios

 

Olvidé que este amor ha conocido ambos opuestos

Paraíso e infierno

No como amor de parque

Anclado a las nubes

 

Ahora sujetado al concreto

Puede andar más lejos

Mientras que un poeta escribe

El amor es un perro del infierno

Un hombre ama

Y no piensa en ello.

 

Pablo Jara.

* Fernand Khnopff – “Las caricias” (1896, óleo sobre lienzo, 50 x 151 cm, Les Musées royaux des Beaux-Arts, Bruselas).