Cuaderno de poemas. Thomas Bernhard.

No muchos mueren

por una casa

en el desierto

o por un árbol seco.

No muchos mueren

por cenizas

que fueron fuego,

por el vino

de un rey destronado

o por los incendios

para celebrar

a un caudillo.

No muchos mueren

por otro,

cuando las semillas vuelan

y en la primavera

muerte y aves

ennegrecen cielos claros.

No,

no muchos.

 

Thomas Bernhard.

*Os Bebados. De José Malhoa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s