Dos desvelos. Víctor Ávila.

Respingado proponía dormirme

cuando el azaroso sueño huía

¡Ay de mí, ominoso, triste insomnio!

el darme un lugar nada habitual

me condena ahora a lo ilusorio,

sugerentes espectros me rodean,

la fatiga entorpece mi juicio,

y de soslayo me encuentro a mí mismo:

como el peor demonio conocido.

 

Víctor Hugo Ávila Velázquez

* The demon Belphegor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s