San José nos mira con aserrín en los ojos. Víctor Ávila.

¿Qué podemos argüir

si crece el afligir

de un cuerpo al abatir

que de tanto bruñir

colme al vaso de aserrín?

Víctor Hugo Ávila Velázquez

*Giovanni Segantini Le Cattive Madri. 1894.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s