Moonlight de Barry Jenkins. Victor Ávila.

El cine independiente o de culto, que no es éste, ha sido desplazado y olvidado por ciertos críticos, por algunas academias y por demasiados espectadores. Hablando en particular, del cine de EUA, indigna que lo valorado o lo aplaudido caiga en películas como Moonlight y otras más de las que ya hablaré. No hablo de que sea una horrorosa película, sino sobre la valía que se le da, la cual opino que es exagerada.

Me gustó Moonlight, pero no más allá. Estoy un poco fastidiado con ese cine “humilde” comercial o como diría Jaime Camil el cine “noble”. Ese cine que a ellos les conmueve hasta las lágrimas, ya saben, el suculento drama de vida que llevan o el retrato de su patria y de su gente sufriendo, de y por, ellos mismos.

Para la industria de su cine les es digno de retratar y vender sus abatimientos, y que mejor cuando la historia da personajes verosímiles o un drama oportuno a una sociedad “dolida” por su gente marginal o estigmatizada.

La adaptación que hace Barry Jenkins es acertada, más que su pasada película, Medicine for melancholy, en 2008, de la cual recuerdo haber visto como una lenta secuencia de pesimismo y absolución. No más que decir sobre ella, la cual no agregué a mí lista de cinematografía indispensable.

En Moonlight, el entretenimiento, de lo contado ya varias veces por ellos mismos en otras películas, es grato y convincente; no dudé nunca de que lo trataba, sin embargo, no me persuadió. No me apura porque no esperaba lo sobresaliente, pues he notado que no compartimos los mismos gustos Oscar y yo.

Volviendo a Moonlight creo que son los geniales actores los que hicieron gran parte de la gloria que lleva la película. Los lineamientos cinematográficos para el cine comercial demuestran que ya tienen fórmula y que es muy efectiva. De ahí el guion seguro, aun así, con una u otra sobra. Figurar la realidad, en un plano de mero entretenimiento, permite la empatía drama-realidad y de ahí los escandalosos aplausos.

No sé qué carajos piensa la crítica exclusiva, aquella a la que se tiene de cerca por popular, que recomienda un cine menor habiendo tanto.

Pobres de los hombres que están condenándose al mal gusto de unos cuantos.

En el cine, al terminar la película y aun en la oscuridad, una señora mayor dijo, casi gritando, que por qué no le habían dicho que se trataba de una película de mariposones, que de haber sabido no venía… No me ofendí y creo que en la sala nadie lo hizo. Todos tienen una opinión y algunas valen un Globo de oro o un Oscar, aunque eso no represente nada para nadie… o ¿será qué me faltó el Merlot?

**asteriscos.

Víctor Hugo Ávila Velázquez.

Anuncios

2 thoughts on “Moonlight de Barry Jenkins. Victor Ávila.

  1. Como bien dices, no es una película que dices “vaya peliculón” “la vería 10 veces”, no. Es algo muy distinto y que ha ganado el Oscar en símbolo de reivindicación ante la situación política que sufre EEUU en este momento. Yo también he escrito mi opinión sobre la película en mi blog, por si te apetece pasarte:https://sofamantaypeliblog.wordpress.com/2017/05/09/moonlight-un-oscar-reivindicativo/
    Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s