Sólo para los valientes. Melina Aldana.

Si mudáramos de piel como las serpientes, al estar expuestos a la orilla del charco,  veríamos en nuestro reflejo una masa de carne con huesos, sin cara, sin dientes, nos convertiríamos en sal como la esposa de Lot o en piedra como la Medusa.

El llanto en la infancia te daba todo, ahora las lágrimas te ahogan el alma.

Cada invierno te despojas de algo y sabes que al final la soledad es sólo para los valientes.

Melina Alejandra González Aldana.

*Francisco Pradilla – “Doña Juana la loca” (1877, óleo sobre lienzo, 340 x 500 cm, Museo del Prado, Madrid).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s